Centro Cultural


Ubicación: Calle Corrientes entre San Martín y Belgrano. Este edificio data aproximadamente de 1980. Esta destinado a actividades sociales y culturales.

Esta estructura fue construida durante el proceso de implantación de la represa hdroeléctrica Yacyretá y se inauguró en 1984. Su fin era que las personas que trabajaban en la obra tuvieran un lugar donde puedan presenciar espectáculos de todo tipo, por eso la dirección de este gran teatro estaba a cargo de la Entidad Binacional yacyretá.

Actualmente es propiedad Municipal la cual se encarga de administrar y dirigir la gran estructura que hoy se denomina "Centro Cultural" y es el lugar donde funciona la Dirección de Cultura.

El centro Cultural posee un estilo moderno al igual que todo el barrio Gral. Belgrano que son las viviendas construidas para los directivos de la entidad. La estructura está construida con hormigón armado, caja muraria de mampostería y vidrio, parasoles de chapa, carpintería metálica, puertas interiores de madera.

Consta de dos plantas y un subsuelo. En la planta baja nos encontramos con el hall principal para ingreso del publico en general, allí se encuentra la mesa de recepción, donde se efectúan cualquier tipo de consultas con el personal a cargo, hacia ambos laterales se hallan los sanitarios, un auditórium con capacidad para 400 butacas, un escenario con sótano para camarines de artistas donde también se realiza el dictado de clases. En este salón se realizan actividades tanto culturales como educativas, desde cine, teatro, música, danza, hasta congresos, conferencias y entrega de diplomas y cierres lectivos, entre otros.

En el hall principal en la parte superior se puede apreciar un mural realizado en 1999 por el artista plástico Sr. Atilio Ramírez y actual director de cultura Atilio Ramírez, quien representó en pintura de acrílico los mitos y leyendas de la región.

El mural posee 5 metros de altura y 25 metros cuadrados de superficie. En el mismo se observan mas de veinte figuras entre las que se encuentran los duendes creados por los padres para retener a sus hijos en la casa durante las horas de descanso, llamada siesta correntina, se puede apreciar mas de 20 figuras, estos personajes son el Pombero, Yacy – yatere, Curupí, Jaguareté Abà, Karaù, caburé y Gurises; dispuestos en un teatro ficticio a orillas del Paraná a la hora en que el Sol clava su mas fuerte energía marcando con nitidez las luces y los colores. “siesta de Poras” significa Siesta de Duendes, en ella habitan numerosos personajes de fantasía.

Centro Cultural - Mural en el interior

El pombero: que es de fisonomía chiquita, pelado, deambula por las noches, se caracteriza porque asusta a quienes no lo quieren pero ama a los que le dejan tabaco, miel o yerba.
El Yacy Yateré, que es uno de los duendes más populares de la mitología guaraní, se caracteriza por ser rubio y petiso que vaga por los bosques, su nombre se relaciona con la luna y la fecundación, debido a que es raptor de doncellas.

Kurupí: Es un hombre de carácter malo, que atrapa a niños y mujeres, diurno, tiene los talones enfrentados para desviar su rostro, y sobresale porque posee sus miembros viriles extremadamente largo, con el cual se cree que toma a las mujeres en su poder.

Jaguareté Abá: Es un indio que se convierte en bestia, posee cuerpo humano, cabeza, garra y cola de jaguareté y deambula por los esteros del Ibera.

Karaú: es un ave de plumaje negro y ojos amarillos, que se encuentra arriba del mortero. Habita en los bañados y se alimenta de caracoles. La leyenda cuenta que éste era un mozo muy apuesto, que estando su madre muy enferma salió a buscar remedios, pero en el trayecto se encontró con una bailanta. Se entretuvo allí y conoció la dama más bella del baile, mientras que un amigo le dijo que su madre había muerto por lo que él contestó: lo que murió ya se murió y siguió bailando con la mujer hasta el amanecer y cuando se quiso ir con ella, termino perdiendo también a la dama porque se ofendió y le contestó que se fuera con su madre, es así que Dios lo castigó conviertiendolo en un ave que vestirá de luto, penando su desamor para siempre, en los Esteros.

Caburé: es un pájaro de la familia de las lechuzas, mide 19 cm y tiene grandes ojos amarillos con pupila negra que miran con fijeza y desconfianza, se acurrucan siempre y se esconden en sitios sombríos. Emite un grito agudo y penetrante que es considerado el grito de la muerte. Se cree que el que encuentra una pluma del Caburé tendrá un poderoso talismán para la suerte, el juego, el amor y la fortuna.

Niña embarazada: es una niña que queda embarazada por un pariente, ya sea hermano, tío, padre, primo. No se le conoce novio alguno, ella piensa si le conviene o no decir la verdad, entonces se le ocurre echarle la culpa al pombero, ya que esta mal visto en el pueblo que una niña quede embarazada de algún familiar.
Niño cargando al hermano: significa que su hermanito estaba perdido, entonces cuando lo encuentra lo lleva a caballito interpretando como que lo recupera de los personajes que lo atraparon a la siesta. Estos niños cazan pajaritos por eso llevan una jaula.

Hacia la izquierda hay una sala de exposición temporaria, donde se exhiben pinturas, objetos artesanales, presentación de libros,entre otros. A continuación esta el restaurante, que hasta hace poco tiempo fue consecionado al comedor “Tía Clara”, pero que actualmente no esta abierto al publico.

En la planta alta, hacia la derecha, funciona una sala de conferencias y talleres, hacia la izquierda hay salas donde se dictan clases de danza, idiomas, teatro, gimnasia, también funcionaba la Biblioteca, que recientemente fue trasladada al edificio perteneciente al Museo antropológico, una sala de computación, una oficina administrativa y los sanitarios.

En la fachada del edificio se puede apreciar dos murales construidos por dos artistas locales en el año 1998, mediante la técnica del esgrafiado y cemento común.


Mural Acceso Principal: “Leyenda De Itu”
Fue realizado en Octubre de 2002 por Jorge Aguirre y Pocha Meza artistas plásticos y muralistas de Corrientes. La técnica aplicada para este mural es el esgrafiado.

El mural cuenta la leyenda del cacique Itu que suicida por un amor prohibido.

El segundo mural refleja un resumen de la historia de Ituzaingó; en el centro se puede apreciar el rostro del fundador del pueblo, Bernardino Valle, hacia la izquierda se ve el espiador, que es un barco que en los primeros tiempos de la creación del pueblo cumplía la función de remolque. También hay figuras de hombres representando el momento de la Guerra de la Triple Alianza, época en que el pueblo era netamente de vida rural, hasta 1870, donde comienza a surgir las Instituciones. Hay la figura de un hombre gaucho, portando un caballo y sus armas de defensa; la figura de un hombre con la Biblia en sus manos, representando a Dios, significa la importancia que el hombre de campo le dá a sus tradiciones, sus costumbres, creencias,
Se ven diversos cultivos, espigas semillas, que son típicos de la zona, y representan la agricultura que en ese entonces era el principal medio de subsistencia de los habitantes, toda la escena, (Dios tirando las semillas) representa la fe en que el hombre de campo ponía en Dios para que ilumine el trabajo , el fruto de sus cosechas.

Centro Cultural - Mural de Acceso Principal

Hacia la derecha se observa la figura de los obreros, principales autores de la construcción de la Represa Hidroeléctrica Yacyreta, representando el esfuerzo que implico cargar los materiales necesarios, como se ve por ejemplo, las piedras de basalto; también se aprecia el busto de un hombre de carácter fuerte, rodeado de los principales recursos naturales, el río Parana,lineas doradas representando los rayos del sol y peces como es el típico de nuestra zona: el surubi, toda la escena representa la utilización, valoración y manejo sustentable que se da a los mismos.

Este mural también fue diseñado por artistas locales en octubre del año 1998.

Además el edificio cuenta con un espacio llamado “Paseo de los Artesanos”, como dice su nombre es un lugar otorgado a nuestros artesanos locales para exponer productos, objetos típicos de la zona, lo que es de suma importancia porque a través de ellos se puede conservar y perpetuar nuestras tradiciones, cada artesano tiene su propio estilo que lo caracteriza, por ejemplo productos en cuero, tejidos, cerámica, tallado de madera, pintura, bordados, entre otros.